cerrado por cambio de dirección

Posted: 27 June, 2014 in despedida

Tenéis todas las entradas en… CAMBIOSPOSIBLES.WORDPRESS.COM

Hace tiempo que tenía en mente la idea de cambiar el dominio, buscar un nombre que se ajustase más a los contenidos y al estilo del blog. El nombre de El Rallador lo puse medio en broma, poco después de representar un monólogo vestido de Super-Rallao en una fiesta entre amigos. A falta de un nombre mejor y dado que el blog no iba a tener ninguna temática concreta, me pareció apropiado para publicar todas las ralladas que me fueran pasando por la cabeza. En un alarede de habilidad con el paint, hice el logo, que no desentonaba con el estilo de la mayoría de las entradas, que iban del frikismo indolente a la queja incisiva.

Si he dejado el nombre hasta ahora ha sido más que nada por inercia. Fuera de mi entorno regional y generacional no se entiende mucho eso de las ralladas, y en cualquier caso no es nada descriptivo de los distintos temas que he estado compartiendo últimamente, donde el onanismo intelectual ha quedado en un segundo plano.

He vivido muchas cosas en los más de tres años en los que el blog ha estado más o menos activo. He sufrido el saqueo de mi país por el capitalismo, he asistido al desarrollo de una conciencia crítica, he practicado yoga, he viajado, he conocido muchísima gente, he amado, he llorado, he reído, me he ilusionado, me he desesperado, he aprendido… Muchos cambios, para bien o para mal, algunos tangibles, otros sutiles y otros sólo deseados. Sin ser consciente de ello he ido centrando la temática del blog en los cambios posibles, en aquellas cosas que me gustaría que cambiaran, cambios personales o sociales que estoy convencido de que podemos llevar a cabo.

El cambio de nombre no ha sido algo muy premeditado. Ayer estaba trasteando con las herramientas de wordpress, buscando la mejor manera de usar un nuevo dominio sin hacer un estropicio, y sin querer vacié todos los contenidos de El Rallador. He podido copiar las entradas a Cambios Posibles, aunque todos los enlaces que hay en feisbuc, tüiter, correos electrónicos, etc, han quedado inútiles. Así que, curiosamente, lo que era un posible cambio, de pronto se convirtió en un cambio real e irreversible. Espero que no sea el único, que otros cambios posibles también que se materialicen.